martes, agosto 22, 2006

El comienzo..........

A pesar que el sol esta sobre nuestras cabezas, las rocas permanecen soldadas al piso volcanico por una dura costra de hielo. Ordenadas con torpeza, debido a la altura, pero fieles a su objetivo, estas rocas con su cara más plana mirando el cielo conforman uno de los tantos espacios disceminado por nuestra cordillera de los andes y que podemos distinguir como " los caminos del inca".

Contrario a lo recomendado, por las normas de seguridad que demanda nuestro deporte la cordada de tres montañistas se ha separado y como juego a las escondidas aparecemos y desaparecemos entre las rocas buscando la cumbre principal del volcán Llullaillaco de 6.723 mts. ubicado en la cordillera andina frente a las ciudades de Antofagasta (Chile) y Salta (Argentina).

Hace mucho rato que prácticamente hemos dejado de trepar por las laderas del volcán y un cielo azul intenso es el telón de fondo y testigo de la lucha final de nuestra expedición. El resto ha quedado repartido en el campamento base y dos campamentos de altura, esperando nuestro regreso. Miguel se muestra sobre un montículo y agitando su brazo libre me indica que esa tampoco es la cumbre. Desciendo de otro montículo y encamino mis pasos a otra cima, mientras mi pecho parece un fuelle buscando el poco oxigeno que encontramos a esa altura. Tropiezo con una huella apenas visible de una suela de zapato de montaña, avanzo lentamente y encuentro lo que hemos luchado tanto por ver, un trozo de leño grueso que arastraron hasta allí los primeros vencedores de la cumbre; los incas y atacameños. A su lado la inconfundible pirca y en su interior una libreta de cumbre con un banderín del club alpino Autríaco y un par de tarjetas. Dos ceremonias distintas de hombres pertenecientes a épocas muy dispares para testimonear un hecho aparentemente simple, la llegada al volcán más alto de toda la zona y el mundo. (años después se concluyo que el Ojos del Salado, superior algunos metros, era un volcán y paso a ser el mayor de la tierra).

Si en este blog pretendemos hablar de la historia del andinismo, debemos distinguir que los primeros en llegar a muchas de las más altas cumbres de los Andes, fueron miembros de comunidades indígenas que por motivos religioso se aventuraron a las alturas para efectuar sus sacrificios y dejar sus ofrendas.

Andinista 67
22/08/2006